retrasar el envejecimiento

Los ejercicios faciales pueden restrasar el envejecimiento

La ciencia demuestra que los ejercicios faciales ayudan a retrasar el envejecimiento

El rostro es una parte fundamental de nuestro cuerpo. Esto lo sabe desde el primer cirujano plástico hasta el médico de familia recién salido de la carrera. La ciencia demuestra que los ejercicios faciales ayudan a retrasar el envejecimiento.

En esta parte de nuestro cuerpo se concentra una gran cantidad de músculos, que no siempre conocemos y muchísimos menos movemos. Para ejercitarlos, nada mejor que el Face Yoga, una variante del tradicional Yoga pero que se concentra en esta parte de nuestro cuerpo. Una disciplina física que ha conseguido el aval de numerosos expertos en salud que la señalan como una actividad muy beneficiosa para nuestro organismo.

retrasar el envejecimiento

Ejercicios faciales 

Los ejercicios faciales que recomiendan en las sesiones de trabajo de Face yoga se han demostrado como especialmente útiles para retrasar el envejecimiento, así como suavizar las producidas por las líneas de expresión (risa, llanto, enfado, preocupación…) y el cansancio.

Y es que con el Face Yoga no sólo se trabaja el rostro (entendiendo por ello la frente, los ojos y los carrillos), también se hace énfasis en el cuello, la barbilla, los labios y los pómulos. De manera que sus beneficios podremos observarlos también en el escote.

Es cierto que en algunos casos estas sesiones de trabajo, si se realizan de la manera correcta y con asesoramiento especializado, pueden llegar a borrar arrugas; pero siempre serán las más suaves.

Con la realización de estas rutinas, el Face Yoga consigue que el oxígeno llegue a zonas de nuestra cara que apenas tenían actividad. Además, buena parte de los masajes que se realizan en esta parte de nuestro cuerpo persiguen precisamente la puesta a punto de estos músculos, que en muchos casos están entumecidos por la inactividad. Un hecho que provoca que se pierda elasticidad y que, por extensión, aparezcan las primeras arrugas. Así, numerosos estudios científicos en torno a esta disciplina, han concluido que el Face Yoga es una materia con la que se puede conseguir retrasar el envejecimiento en el rostro. Lo que supone un espaldarazo a esta técnica que lleva años desarrollándose en Oriente y que ha entrado con fuerza en los espacios de belleza de nuestro país.

Se ha hecho muy popular entre las celebrities de todo el mundo, que recurren en este tipo de ejercicio la posibilidad de mantenerse jóvenes durante más tiempo.

retrasar el envejecimiento

Relajación a través del Face Yoga para retrasar el envejecimiento

El Face Yoga tiene como objetivo, también, la relajación de los músculos de la cara; por lo que nos sirve también para aliviar tensiones acumuladas y relajar nuestra mente.

Con todo ello conseguimos que nuestro rostro parezca más luminoso, y todo ello sin tener que recurrir a cirugía o a productos de cosmética.

La principal ventaja del Face Yoga es que se trata de una disciplina que se puede realizar en cualquier sitio, y en cualquier momento. Basta con que dispongamos de unos minutos para ponernos al día en el desarrollo de este trabajo facial. Mejor si tenemos cerca un espejo pues muchos docentes de esta materia consideran que es la mejor manera de hacerlo.

Podemos hacerlo tantas veces como queramos, aunque lo mejor es seguir la rutina al menos cinco veces a la semana, dedicando un tiempo diario para ello de unos quince o veinte minutos.

Si queremos adentrarnos en esta disciplina, lo mejor es que acudamos a una persona experta que nos oriente al respecto. Y es que hacer mal este trabajo puede retrasar sus beneficios. En el caso de Valencia tenemos la suerte de contar con un espacio Face Yoga dirigido por  Aniita Saab, un espacio de relajación y de encuentro con nosotros mismos en el que vamos a aprender sobre nuestro cuerpo desde el primer momento. Aunque los más acusados comenzarás a verlos a partir de la cuarta semana de trabajo.

En las sesiones de trabajo puede que estés sola o acompañada por otras participantes. En cualquier caso lo importante es que te concentres en lo que provocan los ejercicios en tu cuerpo. Para ello, nada mejor que controlar la respiración.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *